Domingo de Ramos

Este domingo es Domingo de Ramos y siempre ha sido un día alegre y de ilusión, con buen tiempo, desfilando los ramos delante de la borriquilla, es una procesión atípica porque congrega por su recorrido, desde San Antón, sean más o menos creyentes, todos acompañan a la "borriquilla" hacia la Iglesia. De niños siempre nos gustaba ese día, de adultos, aunque ya no significara mucho para ti, tu madre te sorprendía porque te había preparado algo para estrenar, porque " Domingo de Ramos el que no estrena no tiene manos" -no tengo claro que sea así- todos llevábamos a casa una ramita de olivo bendecida y una rama de palma para que los abuelos nos hicieran un lagarto o una torre.

Por ello, por esos bellos recuerdos no vamos a permitir que esta maldita pandemia nos quite la ilusión de estrenar algo ese día, este año, que no hemos anticipado nada material, podemos estrenar un pensamiento, un deseo y una fuerza inmensa que vaya hacía  sanitarios, militares, limpiadores, colaboradores en todas las áreas  y niveles, a todos los españoles porque somos grandes y somos los que vamos a salir de este horror.

Este año, vamos a estrenar solidaridad, gratitud, generosidad, reconocimiento y fuerza hacia todos los que trabajan dejando su vida y a sus familias para frenar esta enfermedad y que no llegue hacia los que estamos confinados en casa.

Domingo de Ramos, estrenemos fe, confianza y esperanza.

0
0
0
s2smodern