El concierto de violines y piano entusiasmó a los asistentes la noche del concurso de fotografía

Publicado en Veranos Culturales

c_280_300_16777215_00_images_fotos_Veranos__MG_6244.jpgA juzgar por los aplausos que desató, el preludio a la entrega de premios del concurso de fotografía M Carmen Lominchar causó una honda impresión a las decenas de personas presentes, entre ellos los familiares de nuestra paisana víctima de los atentados del 11-M en 2004. Aunque todavía jóvenes, los intérpretes que lo hicieron posible demostraron una altísima preparación y una gran habilidad para elegir el repertorio adecuado.

“Un lujo irrepetible”, se escuchaba decir a los asistentes al término del recital de violín y piano con el que nos deleitaron Martina Alonso Benavides, Ferdinando Trematore y Juan Calvo Herrero. Un auténtico diálogo entre violines el de los dos primeros, bien acompañados por el pianista. La espléndida técnica interpretativa de Martina, unida al vigor de Ferdinando, hicieron posible una de las mejores actuaciones musicales que han pasado por Corral.

Comenzaron Martina y el pianista interpretando a Mozart, Tchaikovsky y Sarasate. A continuación, el italiano Trematore demostró su habilidad como solista con dos composiciones, una de H.W. Ernst y una segunda, titulada Lei, creación suya. Violinista y violín parecían ser uno solo y la cara del músico era todo un muestrario de sentimientos que llegaban perfectamente a la audiencia junto a la fuerza de los sonidos que emanaban de su instrumento, un violín de casi dos siglos de antigüedad. Un gran dominio del instrumento el de Ferdinando respaldado por muchos años de preparación que actualmente completa en la ciudad holandesa de Maastricht, junto a Martina, con uno de los mejores maestros de Europa.

Tras un pequeño intermedio, la sesión se reanudó con una selección de piezas cortas, auténticas delicias para el oído, en las que participaron los tres músicos. De nuevo interpretaron a los mejores compositores (Schubert, Elgar, Dvorak), además de un tango de Albéniz, un par de composiciones de Astor Piazzolla y La Cumparsita, de Matos Rodríguez. Con gran acierto, los músicos quisieron dedicar Oblivion, de Piazzolla, a las víctimas de los recientes atentados perpetrados en Cataluña y a sus familiares.

El recital concluyó con un bis y una entrega de regalos a los intérpretes que ellos agradecieron tocando de nuevo La Cumparsita. Y calaron hondo, a juzgar por la intensidad de los aplausos y los “Bravo" lanzados por la audiencia.

Los propios músicos elogiaron el lugar elegido, el patio del Convento de San José, que data del siglo XVI y que durante un rato se convirtió en la mejor sala de conciertos al aire libre. La realización del acto en ese precioso entorno fue posible gracias a la cesión de la Parroquia y a la colaboración de Rosi y Paco, una amabilidad que la Asociación agradece profundamente.

Martina Alonso Benavides.
Martina Alonso Benavides.
Juan Calvo Herrero.
Juan Calvo Herrero.
Ferdinando Trematore.
Ferdinando Trematore.

0
0
0
s2smodern