El espíritu de Papillón se consolida como cita del verano

Publicado en Veranos Culturales

c_280_300_16777215_00_images_fotos_Veranos__DSC0691.jpgPor segundo año consecutivo y marcada por el éxito obtenido en su primera celebración, la asociación Amigos de Corral organizó el pasado sábado 28 de julio una segunda edición de la fiesta homenaje a la discoteca Papillón, el club de baile que durante más de veinte años tanta incidencia tuviera en las relaciones sentimentales de varias generaciones de corraleños.

La luna llena, ya desvestida del manto de sangre de la noche anterior, y una temperatura agradable acompañaron durante todo el evento que reunió en torno al millar de personas en la disco-terraza Plató, que una vez más se vistió para la ocasión de la mano de los organizadores de la fiesta liderados para la escenografía por Jesús Real, que dejó su impronta en las paredes y setos del recinto para conseguir el aroma retro del local homenajeado. Las paredes mostraron también una proyección que situaba a Papillón en el contexto social y cultural de las épocas en las que mantuvo su vigencia, además de sumar a los disco-bares y terrazas que surgieron al hilo de su éxito, poniendo en contraste las diversas imágenes de jóvenes de la época con algunas de las tomadas en el trascurso de la fiesta del año pasado y que ponían de relieve los pliegues del tiempo.

También hubo un pequeño espacio en las proyecciones dedicado a la campaña de concienciación ciudadana, “Sin ánimo de pulcro”, que durante los últimos tiempos viene desarrollando la Asociación.

“Se podría repetir más a menudo”, “cuanto tiempo que no nos veíamos…” fueron dos de las frases más repetidas entre los asistentes, muchos de los cuales, reconocían haber venido exclusivamente para la fiesta, algunos llegados de los pueblos cercanos y que también reclamaban a Papillón como parte de su patrimonio sentimental.

Entre copa y baile, la visita al photocall de la Asociación para inmortalizar el momento del reencuentro de amigos y conocidos fue otro de los movimientos más repetidos, y que seguramente podrán servir de soporte gráfico para ediciones venideras.

Para intentar contentar a la heterogénea mezcla de generaciones, pero con el nexo común de las ganas de disfrutar, la selección musical de la velada hizo un recorrido por parte de aquellas canciones emblemáticas de las décadas 70, 80 y 90, mezclando géneros y estilos sin rubor pero con la pista de baile como objetivo y denominador común, lo que no impidió que algunos echaran en falta “aquella canción que…”. También hubo espacio para una tímida incursión en el lento, unas pocas canciones de sabor sensual que dieron un respiro a los danzarines más energéticos y solaz a los más románticos.

En definitiva, una velada agradable y punto de encuentro intergeneracional que evocaba veranos de otras épocas.

c_280_300_16777215_00_images_fotos_Veranos__DSC0693.jpg c_280_300_16777215_00_images_fotos_Veranos__DSC0704.jpg c_280_300_16777215_00_images_fotos_Veranos__DSC0681.jpg

0
0
0
s2smodern