Pensando ya en las próximas Jornadas Medievales

Publicado en Corral Medieval

Diversas actuaciones y la entrega de premios pusieron el broche final a las IV Jornadas Medievales de Corral de Almaguer

c_280_300_16777215_00_images_fotos_Medieval3_grupo4jornadas.jpgIgual que en Pamplona, donde mientras se entona el “pobre de mí” se piensa ya en los próximos Sanfermines, quienes participaron en las cuartas Jornadas Medievales pensaban ya en las próximas durante la realización de la foto final en el escenario de  la plaza Mayor.

 

Una de las novedades de este año, el cambio de fecha desde el último fin de semana de julio al primero de agosto, no parece haber afectado al desarrollo de las jornadas. Aunque quizá se notó una menor participación en el desfile inaugural del viernes por la noche, el resto de los actos programados han contado con una afluencia de público similar o incluso superior a la de años anteriores.

Resulta imposible de contabilizar, pero una vez más han sido varios miles de personas las que han llenado las calles corraleñas durante las jornadas.

Resulta imposible de contabilizar, pero una vez más han sido varios miles de personas las que han llenado las calles corraleñas durante las jornadas. Ese era, precisamente, uno de los objetivos: hacer un paréntesis en las penurias del día a día y compartir unos momentos de alegría al recordar que la mayoría de esas personas tienen un pasado común, rico en experiencias, que merece la pena recrear para no olvidarlo.

Ambiente medieval y festivo

El resultado ha sido un fin de semana de aspecto medieval gracias a la vestimenta de los vecinos, las fachadas engalanadas, los portales temáticos instalados en la plaza Mayor, el espacio creado por el Ampa del Colegio de la Muela en el patio de las Monjas, el muestrario de animales domésticos y el campamento medieval, estos últimos instalados en el parque. A todo ello se ha unido una muestra de artesanos castellano manchegos que ha incluido desde las encajeras locales hasta porcelana en frío o manualidades de alambre.c_280_300_16777215_00_images_fotos_Medieval3_balconesjm.jpg

En esta mirada al pasado tampoco podían faltar el queso manchego y los excelentes vinos corraleños, productos con especial arraigo en Corral y que constituyen el medio de vida de un gran número de familias. Medio centenar de personas asistieron a una cata degustación que fue posible gracias a la aportación de Quesos Lominchar, las cooperativas N. S. de la Muela y N.S. de la Paz, así como vinos 880 y las bodegas Barreda y Pinuaga. El propio fabricante del queso, Juan Carlos Lominchar, los enólogos de las cooperativas y un representante de vinos 880 guiaron la degustación de unos productos de gran calidad que cada año merecen varios premios y cuya fama rebasa las fronteras locales.

En esta mirada al pasado tampoco podían faltar el queso manchego y los excelentes vinos corraleños

Pero ha sido, sobre todo, un fin de semana de gran ambiente festivo. El calor reinante no ha sido un obstáculo en las horas centrales del día gracias a unos enormes toldos y al sistema de aspersión de agua instalado por el Ayuntamiento, sino que ha propiciado la estancia en la calle hasta altas horas de la madrugada.

Todo ello enriquecido por las actuaciones en la plaza, el parque y el malecón de grupos como Azumbre Folk, la danza de Vanesa González y de Karamell, con su danza del vientre, o los grupos de música medieval Ritornello y Mermicolion, especialmente este último, que ha estado constantemente en la calle durante los tres días amenizando el ambiente desde primera hora de la mañana.

Las recreaciones de Gloria Victis nos han trasladado a épocas en las que las diferencias se dirimían a base de espadazos. Expertos en esgrima se han convertido en luchadores del Medievo que han mostrado cómo se defendían caballeros y soldados, con una fiereza que rayaba en la realidad gracias a los ruidosos choques entre espadas y escudos.

Varias clases de aves rapaces, encabezadas por un magnífico ejemplar de búho real, surcaron los cielos corraleños en las exhibiciones de cetrería de  Gold Falconry, otra actividad de aquella época que en esta fue uno de los actos más celebrados, especialmente por los pequeños, en sus dos actuaciones en el Malecón.

Justas medievales con partida de ajedrez

Otra novedad de este año ha sido el traslado de las Justas Medievales de Santa Ana a la calle Andrajo. Idea acertada porque el espacio es menor, pero suficiente, y la cercanía a la plaza favoreció una gran afluencia de público. Además de las exhibiciones de cetrería, el combate medieval y la demostración de habilidad de los caballos, las danzarinas de Karamell repitieron su actuación en el mismo lugar en el que momentos antes se había celebrado una peculiar partida de ajedrez.

Jóvenes de las escuadras locales de moros y cristianos escenificaron una famosa partida de ajedrez que tuvo lugar en el siglo XIX y todavía se considera como la más perfecta. Las fichas humanas se movían según las órdenes de los jugadores y cuando una se “comía” a otra se establecía un pequeño combate a espada. Una pareja de huríes entraba en el tablero para llevarse al caído.

El fin de fiesta, en la plaza, estuvo amenizado por la banda de gaitas Rías Seicas, el grupo Mermicolion y el espectáculo de magia Santimagus. Antes del broche final de la entrega de premios y la rifa, el presidente de la Asociación, Antonio Muñoz, agradeció a todos los participantes el entusiasmo demostrado durante el desarrollo de las Jornadas. “Sin vuestra colaboración y el apoyo del Ayuntamiento, la Parroquia y las asociaciones locales, dijo Antonio, no sería posible realizar algo tan complejo”.

El Patas y Vaya Tela, ganadores del II Concurso de Tapas y Cócteles

Una forma de descentralizar la fiesta medieval e involucrar en ella a bares y restaurantes del pueblo ha sido la celebración del II Concurso de Tapas y Cócteles. Si el primero fue un éxito, con establecimientos que agotaban existencias en pocas horas, este segundo ha sido incluso mejor. Once se apuntaron a las tapas y ocho a los cócteles y todos ellos han visto recompensada su participación con un considerable aumento de la clientela.

Una forma de descentralizar la fiesta medieval e involucrar en ella a bares y restaurantes del pueblo ha sido la celebración del II Concurso de Tapas y Cócteles.

La tapa más votada fue la del Hotel el Patas, Los Porches, una sofisticada mezcla de espárragos trigueros, crujiente con tempura, brandada de bacalao y jamón ibérico sobre base de patata. Pero la mayor parte de las propuestas, todas con nombres medievales, han hecho gala de una alta calidad. El público lo ha notado y, en general, solo se escuchaban alabanzas sobre ellas.c_280_300_16777215_00_images_fotos_Medieval3_tapa4jm.jpgc_280_300_16777215_00_images_fotos_Medieval3_coctel4jm.jpg

Más atrevidos, si cabe, han sido los cócteles. El primer puesto ha sido para Vaya Tela con su “elixir para el buen amor”, una mezcla de leche, plátano, Malibú, ron, Cointreau, licor de coco, granadina y canela.

Una apuesta por el turismo

Todo ello, unido al concurso de engalanamiento de fachadas convocado por el Ayuntamiento, ha enriquecido notablemente esta edición con respecto a la anterior. En su discurso al término del pasacalles del viernes la alcaldesa de Corral, Juliana Fernández de la Cueva, afirmó que las Jornadas Medievales se han convertido en un evento imprescindible en el calendario festivo corraleño y que las considera como algo perfectamente asentado.

Junto a las Semana Santa, considerada de Interés Turístico Regional, las JJMM suponen un atractivo turístico que llena un poco más el, en su opinión, enorme potencial turístico de Corral de Almaguer. Algo similar afirmó el delegado de la Junta de Comunidades en la provincia de Toledo, Fernando Jou, que acompañó a la alcaldesa en el desfile inaugural. “Esta fiesta traslada al visitante 700 años atrás”, señaló Jou, quien auguró la celebración de muchas más ediciones de este evento gracias a las novedades que cada año se incorporan.

Novedades que hace posible el entusiasmo de los vecinos, de manera individual o encauzado por las asociaciones locales o los Ampas de los colegios, y apoyado por el Ayuntamiento, la Parroquia, e instituciones como la Fundación Rico Rodríguez o la Diputación de Toledo.

Las Jornadas Medievales se han convertido en un evento imprescindible en el calendario festivo corraleño.

Pero, sobre todo, por la iniciativa de la Asociación Cultural Amigos de Corral de Almaguer y de su presidente, Antonio Muñoz Conde, cuyo hercúleo esfuerzo se ha visto recompensado, una vez más, por el rotundo éxito de una actividad que, en una enorme parte, fue iniciativa suya.

0
0
0
s2smodern